12 Si el mal se endulzó en su boca, si lo ocultaba debajo de su lengua;