30 Un inocente escapará de una isla (o de un reino ); y en la limpieza de tus manos será guardado.