2 Porque ¿qué galardón me daría de arriba Dios, y qué heredad el Omnipotente de las alturas?