14 y yo también te confesaré que podrá salvarte tu diestra.