3 asĂ­ poseo yo los meses de vanidad, y las noches de trabajo me dieron por cuenta.