29 Ella, cuando lo oyó, se levantó prestamente y vino a él.