15 Y no ensuciará su simiente en su pueblo; porque yo el SEÑOR soy el que los santifico.