8 Y el sacerdote que ofreciere holocausto de alguno, el cuero del holocausto que ofreciere, serĂ¡ del sacerdote.