40 Y él respondiendo, les dijo: Os digo que si éstos callaran, las piedras clamarían.