23 (Como está escrito en la ley del Señor: Todo varón que abriere la matriz, será santo al Señor),