23 Y había en la sinagoga de ellos un hombre con espíritu inmundo, el cual dio voces,