45 Y como vino, se acercó luego a él, y le dijo: Maestro, Maestro. Y le besó.