5 Entonces el diablo le pasa a la Santa ciudad, y lo pone sobre las almenas del Templo,