38 OĆ­steis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente.