Mateo 10:42; Mateo 20:22-23; Mateo 23:25-26; Mateo 26:27; Mateo 26:39; Mateo 26:42

42 Y cualquiera que diere a uno de estos pequeñitos un vaso de <I>agua</I> fría solamente, en nombre de discípulo, de cierto os digo, <I>que</I> no perderá su salario.
22 Entonces Jesús respondiendo, dijo: No sabéis lo que pedís; ¿podéis beber el vaso que yo tengo de beber, y ser bautizados del bautismo de que yo soy bautizado? Y <I>ellos</I> le dicen: Podemos. 23 Y él les dice: A la verdad mi vaso beberéis, y del bautismo de que yo soy bautizado, seréis bautizados; mas el sentaros a mi mano derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a los que está aparejado por mi Padre.
25 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque limpiáis lo que está de fuera del vaso o del plato; mas por dentro están llenos de robo y de incontinencia. 26 ¡Fariseo ciego, limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera se haga limpio!
27 Y tomando el vaso, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de él todos;
39 Y yéndose un poco más adelante, se postró sobre su rostro, orando, y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí este vaso; pero no como yo quiero, sino como tú.
42 Otra vez fue, segunda vez, y oró diciendo: Padre mío, si no puede este vaso pasar de mí sin que <I>yo</I> lo beba, hágase tu voluntad.