27 El engañoso ni aun asará su caza; mas el haber del hombre diligente es precioso.