32 Por su maldad será lanzado el impío; mas el justo en su muerte tiene esperanza.