18 La suerte pone fin a los pleitos, y desparte los fuertes.