5 El hombre sabio es fuerte; y el hombre entendido es valiente de fuerza.