15 Más preciosa es que las piedras preciosas; y todo lo que puedes desear, no se puede comparar a ella.