4 Porque grande más que los cielos es tu misericordia, y hasta los cielos tu verdad.