173 Sea tu mano en mi socorro; porque tus mandamientos he escogido.