55 Me acordé en la noche de tu Nombre, oh SEÑOR, y guardé tu ley.