72 Mejor me es la ley de tu boca, que millares de oro y plata.