6 Las palabras del SEÑOR son palabras limpias, como plata refinada en horno de tierra, colada siete veces.