2 Nuestros pies estuvieron en tus puertas, oh Jerusalén;