25 El que da sustento a toda carne, porque para siempre es su misericordia.