6 Y los hizo saltar como becerros; al Líbano y al Sirión como hijos de unicornios.