38 Mas los rebeldes fueron todos destruidos; la postrimerĂ­a de los impĂ­os fue talada.