7 Porque mis caderas están llenas de ardor, y no hay sanidad en mi carne.