3 Oh SEÑOR, de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré a ti, y esperaré.