11 Entonces dirĂ¡ el hombre: Ciertamente hay fruto para el justo; ciertamente hay Dios que juzga en la tierra.