69 Y edificó su santuario a manera de eminencia, como la tierra que cimentó para siempre.