12 Los dejé por tanto a la dureza de su corazón; caminaron en sus consejos.