37 Como la luna serĂ¡ firme para siempre, y como un testigo fiel en el cielo. (Selah.)