7 Florezcan los impĂ­os como la hierba, y reverdezcan todos los que obran iniquidad, para ser destruidos para siempre.