12 Regocíjese el campo, y todo lo que en él está; entonces exultarán todos los árboles de la breña,