3 y todos comieron el mismo alimento espiritual;