8 Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y en un día cayeron veintitrés mil.