10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a El mentiroso y su palabra no está en nosotros.