12 Ahora pues, ven, voy a darte un consejo para que salves tu vida y la vida de tu hijo Salomón.