7 Y sucedió que después de algún tiempo el arroyo se secó, porque no había caído lluvia en la tierra.