3 Pero Nabot le dijo a Acab: No permita el SEÑOR que te dé la herencia de mis padres.