26 La altura de uno de los querubines era de diez codos, y asimismo la del otro querubín.