7 Cuando estas señales te hayan sucedido, haz lo que la situación requiera, porque Dios está contigo.