7 Más bien demostramos ser benignos entre vosotros, como una madre que cría con ternura a sus propios hijos.