3 Pues aunque andamos en la carne, no luchamos según la carne;