9 El peso de los clavos era de cincuenta siclos de oro. También revistió de oro los aposentos altos.