29 Le cambió sus vestidos de prisión, y comió en la presencia del rey siempre, todos los días de su vida;