2 El Espíritu del SEÑOR habló por mí, y su palabra estuvo en mi lengua.